Perlas de aceite de oliva con agar agar

Perlas de aceite de oliva con agar agar

Para crear esferificaciones con aceite de oliva o cualquier otro líquido solo necesitamos mezclar el aceite de oliva con alginato, en este caso utilizaremos agar agar. Si no tenemos agar agar podemos utilizar gelatina en polvo Royal.

Utilizaremos un Aceite de Oliva Virgen Extra de la máxima calidad para nuestro caviar de aceite. En este caso hemos empleado La Laguna de Fuente de Piedra.

A continuación, echaremos un poco de agar-agar en el aceite de oliva y lo removemos hasta que esté totalmente mezclado.

Calentaremos el aceite con el alginato hasta que comience a hervir y esperaremos unos minutos a que se temple.

Echamos en un recipiente o fuente aceite de oliva o de semilla. Este va a ser nuestro molde para las esferificaciones, aquí caerán las gotas y solidificarán.

Para que nuestras gotas puedan solidificar, este aceite debe estar muy frío. Esto se consigue introduciéndolo durante algunas horas en la nevera. No debemos usar agua en lugar de aceite ya que no se formarían bien nuestras esferificaciones.

El siguiente paso es el más importante. Tenemos que coger una pipeta o cuentagotas, llenarla de la mezcla de aceite y alginato y hacer pequeñas gotitas en el aceite frío recién sacado del frigorífico.

Conforme las gotas vayan cayendo en el en el aceite frío se irán informando nuestras perlas de aceite de oliva, un exquisito caviar de oro líquido.

En cuestión de un minuto podemos sacarlas con una cuchara especial de esferificaciones o con un colador si no tuviésemos cuchara.

Recomendamos enjuagarlas con agua fría para retirar los excesos de aceite del exterior de la perla.

La cantidad de alginato que debemos emplear no debe ser excesiva, conviene hacer pruebas. Si la cubierta queda muy dura el resultado de las esferificaciones no será el ideal.